Unirse a una demanda colectiva puede parecer una buena opción y más económicamente rentable a primera vista, pero el resultado de las resoluciones recientes han demostrado que es una forma bastante arriesgada de reclamar daños y perjuicios.

 

 

Hubo una resolución histórica en 2018 referente a un caso en el que se reclamaba una indemnización a nivel particular, en la que el Tribunal Regional de Mannheim desestimó la demanda contra la empresa CDC en segunda instancia contra HeidelbergCement por considerar el caso prescrito.

 

CDC es una empresa belga especializada en demandas antimonopolio, que hizo una demanda colectiva reuniendo a más de dos docenas de empresas. Si la demanda hubiera prosperado, habría sido alentador para otros demandantes y los cartelistas ciertamente se habrían tenido motivos para preocuparse. Muchas pequeñas y medianas empresas no demandaron en el pasado porque una demanda individual les parecía demasiado costosa y con un procedimiento farragoso. Sin embargo, el modelo de demanda individual ofreció una alternativa.

 

Esta sentencia tiene implicaciones de largo alcance y es relevante para otras demandas por daños relacionados con otros casos, como el Cartel Alemán del Azúcar y el Cártel Europeo de Camiones.

 

En el año 2017, las noticias sobre los 14 años de actividad del Cártel del Camión se habían extendido por toda Europa. Posteriormente, las compañías que conocían el caso empezaron a preparar sus demandas.

Estas empresas eran empresas de transporte o empresas con sus propios departamentos de logística.

A pesar de la tasa de fracaso de los casos de demandas colectivas, algunas compañías todavía piensan que tienen una más oportunidades de ganar si participan en una demanda colectiva con empresas más pequeñas. Las empresas más pequeñas que no tienen los recursos necesarios para demandar individualmente pueden ver la demanda colectiva como la única solución.

Hemos trabajado duro con posibles inversores para llegar a un acuerdo favorable. La clave de nuestro servicio reside en que los clientes en ningún caso tienen que cubrir ningún los costes del litigio.

Nuestra oferta mantiene los dos beneficios principales de ambos sistemas: abordamos el caso de la forma más eficiente sin riesgo para el cliente.

 

Elegir una demanda colectiva puede parecer una mejor solución al principio, pero a medida que avanza el proceso, puede poner en peligro el éxito del caso, como sucedió con los CDC.

¡INICIE SU REEMBOLSO SIN RIESGO AHORA!

 

Written by Gábor Balatoni

¡INICIE SU REEMBOLSO SIN RIESGO AHORA!

Conseguir la devolución de tu dinero
no tiene por qué ser confuso.

Dado que recibimos una parte del
importe reembolsado,
interés elemental es
conseguir el máximo
compensación posible.

Comience ahora, y nuestros expertos
se pondrán a trabajar para Usted
de inmediato!